• Inicio
  • Blog
  • Diferencia entre energía limpia y energía renovable

Diferencia entre energía limpia y energía renovable

Muchas veces, incluso dentro de la misma industria energética, se utiliza el término energía limpia y energía renovable como si fueran sinónimos. Lo cierto es que no lo son, hay una diferencia importante entre ambas y en este blog nos gustaría explicártela.

Según greenpeace.org, la energía eléctrica renovable es aquella que viene de fuentes renovables, es decir, fuentes que se pueden seguir utilizando una y otra vez como es la energía producida a través del agua, conocida como energía hidroeléctrica. Aunque esa fuente de energía (agua) proviene de la naturaleza y no contamina el medio ambiente, construir una planta hidroeléctrica implica intervenir la naturaleza.

¿A qué nos referimos? Para lograr construir una planta hidroeléctrica, hay que llegar a una fuente de agua (río), talar árboles, modificar caudales, interferir en los ecosistemas, etc. Incluso, hay sistemas de energía eléctrica que utilizan fuentes renovables pero que para producir energía emiten CO2 a la atmósfera porque requieren de equipos que utilizan combustibles fósiles. Por lo tanto, no es una fuente de energía sin huellas negativas para el medio ambiente. 

A diferencia de lo anterior, la energía eléctrica limpia es aquella que viene de fuentes renovables (sol, viento, biomasa, etc) pero que no implican interferir en el medio ambiente, sino que simplemente se instala un sistema en el espacio idóneo, sin modificar la naturaleza, para que pueda captar la fuente y generar la energía. Además, la energía limpia no emite CO2 al medio ambiente.

Un productor de energía limpia puede compensar 100% la huella en su cadena de valor incluso antes de producir su energía, mientras que un productor de energía renovable puede hacerlo hasta después de producirla. ¿Esto qué quiere decir?

Para nadie es un secreto que producir casi cualquier tipo de bien, implica alguna huella en su proceso de producción. Por ejemplo, para producir un panel solar se requieren diferentes materias primas, minerales, agua, electricidad, etc. Sin embargo, todas estas huellas se pueden neutralizar o compensar durante el proceso de producción con siembra de árboles, reciclaje, protección de mantos acuíferos, entre otros métodos. Lo bueno es que, a partir del momento en que ese panel solar está produciendo energía captando la luz del sol, no está generando ninguna huella negativa ambiental.

Por otro lado y siguiendo con el ejemplo de una planta hidroeléctrica, durante el proceso de instalación de la planta, se interfiera la naturaleza (huella 1) y, según el artículo de ojoalclima.com del 2017,  las plantas hidroeléctricas tienden a inundar los alrededores, ocasionando que el exceso de agua ahogue los bosques y provoque un desbalance en el ciclo de descomposición de la materia orgánica, convirtiéndose en metano, CO2 y óxido nitroso, compuestos que se convierten en gases de efecto invernadero (huella 2). Por lo tanto, el dueño de una planta hidroeléctrica tendría que compensar y mitigar su huella hasta después de haber generado la energía.

Si quisieras más información al respecto, nos podés escribir a comunicacion@greenenergy.cr